Oportunidades fuera de Zorrilla

Iban Salvador y Luismi, cedidos del Real Valladolid a UCAM Murcia y Nàstic de Tarragona, disfrutan de minutos y protagonismo en sus nuevos clubes

 

Salvador en su primer partido con el UCAM || Foto: LFP

Leí hace poco una columna en un periódico online donde la autora en cuestión decía: “Que la vida va de ir y venir, de sitios y personas. Y que cuando vayas procures hacerlo siempre con las manos llenas. Y que cuando te marches, lo hagas sabiendo que dejas un buen recuerdo”.

Y si la vida consiste en ir y en venir, el fútbol más todavía. Bien lo saben los futbolistas, acostumbrados a hacer mudanzas año sí y año también, incluso dos en una misma temporada. En esta situación se han visto dos jugadores que empezaron vistiendo la blanquivioleta a principio de campaña, pero que ahora lucen los colores de otro club hasta junio. Se trata de Iban Salvador y Luismi Sánchez. Ambos no han disfrutado de demasiadas oportunidades en Zorrilla, sobre todo el segundo, pero 2017 les ha brindado el poder gozar de más minutos.

Iban Salvador salió cedido al UCAM Murcia el pasado veinticinco de enero. El hispano-guineano jugó con la camiseta del Real Valladolid 340 minutos en veintidós jornadas, aunque no fue convocado en la mitad de ellas. En los cuatro primeros encuentros del curso fue titular, pero no terminó de convencer a Paco Herrera, quien se dio por vencido en Soria, cuando la actitud del extremo dejó mucho que desear.

El futbolista, propiedad del Real Valladolid, necesitaba crecer y madurar. Por eso, la dirección deportiva se puso manos a la obra para encontrar acomodo al exvalencianista. Murcia sería su sitio. Francisco, técnico de los universitarios, valoró su llegada muy positivamente, tanto que ya ha contado con él en las dos últimas jornadas, jugando 66 y 60 minutos ante Elche y Sevilla Atlético, respectivamente.

Pero la vigesimosexta jornada cortará esa progresión del ‘pequeño guerrero africano’, puesto que se mide el club al que pertenece y el club donde juega. En el contrato de cesión se incluía una cláusula en la que se regulaba de cierto modo su participación ante los blanquivioletas. Paco Herrera explicó en su día en rueda de prensa que no se trata de la famosa “cláusula del miedo”, aunque sí reconoció que para que Iban Salvador pusiese jugar contra el Real Valladolid, el UCAM tiene que “pagar una cantidad”.

El técnico catalán sabe muy bien lo que se hace, y más teniendo en cuenta la facilidad con la que los exblanquivioletas marcan gol a este Pucela. “No voy a tirar piedras contra mi propio tejado: Soy parte responsable en esa decisión y si tengo que asumir alguna culpa la asumo, pero no estamos haciendo nada raro”, apuntó. A día de hoy se desconoce si el club universitario pagará o no a la entidad de Carlos Suárez, aunque todo parece indicar que Iban Salvador no podrá saludar a sus excompañeros vestido de corto.

 

Luismi vuelve a disfrutar del fútbol

Luismi pelea un balón con Cedrick

Y si en La Condomina están contentos con Salvador, más lo están en el Nàstic con Luismi Sánchez. El conjunto catalán no pasa por su mejor momento, puesto que son el farolillo rojo de la categoría, aunque buscarán la salvación hasta el último momento.

El centrocampista apenas tuvo protagonismo en el Real Valladolid en Liga, pese a que en Copa del Rey tuvo buenas actuaciones y dispuso de minutos en todos los partidos excepto en el de vuelta ante la Real Sociedad.

El gaditano tan solo jugó 98 minutos ligueros hasta navidades y su participación iba a seguir en la misma línea. Por tanto, el Nàstic, ya interesado en el jugador a final del mercado estival,  consiguió una cesión para lo que resta de temporada.

Su fichaje por el equipo tarraconense se hizo oficial el cuatro de enero y desde entonces han transcurrido seis jornadas (en todos ha sido titular y ha disputado cuatro partidos completos). En todas ellas, Luismi ha tenido el protagonismo que le hubiera gustado tener en Valladolid. Hasta el momento, ha disputado con la camiseta del Nàstic de Tarragona 502 minutos y logró marcar un gol ante el UCAM Murcia en su segundo choque como titular.

Tanto Iban Salvador como Luismi Sánchez dejaron la capital del Pisuerga con las maletas cargadas de ilusiones y deseos. Del deseo de jugar más y, hasta el momento, parecen haberlo logrado. Se fueron con las piernas llenas de fútbol y regresarán en julio otra vez a Valladolid. Ojalá habiendo dejado un buen recuerdo en sus actuales clubes. Ojalá con el Pucela en Primera.

Sobre Raquel Gómez

Redactora de Blanquivioletas. Sígueme en: @raquelgomez_b.