La Lupa: UCAM Murcia

Análisis del próximo rival del Real Valladolid

 

Se hace complicado, es evidente, pero no por ello hay que bajar los brazos. El Real Valladolid se ha obligado a sí mismo a saldar su próximo compromiso liguero con victoria, pese a ejercer lejos de casa, después del último empate en Zorrilla. Una presión añadida después de una temporada que, por el momento, bien se puede tildar de mediocre.

El UCAM festeja su gol al Real Zaragoza || Foto: LFP

Y el que espera delante no es tampoco un caballo manso. Al contrario. El Pucela tendrá que rendir visita a un UCAM Murcia que también llega al partido en un estado de necesidad, con auténtico apremio para puntuar. El objetivo es bien distinto del de los blanquivioletas, que no es otro que escapar de un descenso que quema. Un problema diferente pero quizá más peligroso y estimulante.

 

Alejarse de la quema

Efectivamente, el conjunto murciano, que no quiere pecar de novato en su primera temporada en la categoría, descansa después de veinticinco jornadas disputadas en el puesto dieciocho de la clasificación. Es decir, sus veintiocho puntos le dejan justo al borde del precipicio, del que actualmente se caen Córdoba, Almería, Mirandés y Nástic de Tarragona, el primero de estos con veintisiete puntos en su marcador.

Dicho lo cual, parece evidente que el UCAM saldrá con todo para poder llevarse los tres puntos y dar así una alegría a su afición, que por ahora permanece consciente de que la Segunda División no va a ser un paseo, pero con ganas de poder atar la permanencia cuanto antes. La realidad dicta que el conjunto universitario ha cosechado hasta el momento seis victorias, diez empates y nueve derrotas, un bagaje bastante justito por ahora.

Eso sí, si uno se pone a estudiar el calendario reciente del conjunto entrenado por Francisco Rodríguez, quien sustituyera a Salmerón hace poco más de un mes, lo cierto es que el UCAM está en una buena racha. Al menos, ha conseguido no hincar ni una sola vez la rodilla en los cinco partidos en los que el nuevo míster ha ocupado el banquillo.

A saber; empate 1-1 en casa del Elche la semana pasada, victoria 1-0 ante Sevilla Atlético, 1-1 en la visita a Córdoba, 1-0 frente al Zaragoza y 1-1 contra el Nástic. Conclusión, dos victorias y tres empates que le han permitido escapar de las garras del descenso momentáneamente. Ahora toca confirmar sensaciones chocando de frente contra todo un Real Valladolid.

Bastante limitado por el presupuesto, ante la necesidad no ha quedado otra opción que reforzarse con fichajes como el del bien conocido Iban Salvador, que previsiblemente no jugará por la ‘cláusula del miedo’ impuesta por el Pucela, un clásico de la categoría como Cedrick, Manolín o Luis Fernández.

 

Números y números

Jona, tras marcar al Sevilla Atlético
Foto: LFP

Merece la pena echar también un vistazo a los datos del conjunto murciano, al menos en cuanto a goles se refiere. Pese a lo bajo de su clasificación, lo cierto es que los de Francisco Rodríguez han conseguido mantener la media de un gol transformado por encuentro, con veintiséis dianas, si bien es cierto que también ha encajado treinta y dos. He ahí uno de los problemas. Lo cierto es que en casa, en La Condomina, las cifras tampoco asustan. Cuatro victorias, cuatro empates y cinco derrotas en trece partidos no son precisamente para tirar cohetes.

¿Y a qué juega exactamente este UCAM Murcia? La llegada de Francisco ha sido una especie de soplo de aire fresco para sus jugadores, que parecen otros con el desembarco de un entrenador de poca experiencia pero con las ideas claras. Ataque por bandas, presión en el momento de perder el balón y confiar en que la defensa esté acertada, que no siempre es así.

Especial atención tendrá que prestar el Real Valladolid a Jonathan Mejía, Jona, pichichi del equipo con seis muescas en su revólver, o un viejo rockero y bien conocido en Segunda como es Collantes, quien suma tres goles. La Condomina espera al Pucela.

 

Curiosidad del rival de esta jornada: El UCAM Murcia disputa sus partidos como local en La Condomina, que no en La Nueva Condomina, después de que el Real Murcia hiciera el traslado oficial en 2006. Precisamente el Pucela estrenó el campo en un partido oficial de Liga el 26 de noviembre de dicho año, en un encuentro que terminó 1-4 para los chicos de Mendilibar.

Sobre Juan Postigo

Subdirector de Blanquivioletas. Sígueme en: @postigopucela.