Heroico Promesas

El Real Valladolid B vuelve a la senda del triunfo ante el Racing de Ferrol en un partido en el que jugó ochenta minutos con diez. Tanis, salvador

 

Higinio || Foto: Paula Canal

Si alguien pensaba que se habían acabado los adjetivos que definen la temporada del Real Valladolid Promesas, estaba equivocado. Este domingo sumó uno más a todos los que se ganó con anterioridad, el de heroico, después de imponerse con total merecimiento al Racing de Ferrol a pesar de jugar ochenta minutos con uno menos.

El cuadro de Rubén Albés se las prometía muy felices cuando a los ocho minutos Higinio aprovechó un error de Ian Mackay a la hora de atajar un centro lateral para hacer el uno a cero. No había dado casi ni tiempo a medir la temperatura del encuentro cuando llegó el tanto. Y, a falta del pitido típico de un termómetro electrónico, el del colegiado pareció aventurar que el choque iba a ser caliente cuando, solamente tres minutos después, Anuar fue expulsado.

La plancha del ceutí fue interpretada de un modo que el equipo y el público creyeron desmedida, pues todavía quedaba un mundo por delante y no pareció ser para tanto. Sea como fuere, obligaba a otra hombrada y hacía torcer el morro: daba la sensación de que si algo podía ir mal, así iría, aunque luego no.

Y es que, lejos de hacer valer su superioridad numérica, los ferrolanos hicieron una primera mitad pésima. Si uno contaba a los de blanco y violeta veía que eran menos, y si miraba al marcador veía un uno a cero, pero si se fijaba en lo que sucedía en el campo, se sorprendía (o quizá no).

Los dos hombres más adelantados hacían una presión tímida que, por si fuera poco, no era acompañada por las dos líneas de detrás. En consecuencia, había mucho espacio para que Rai se sintiera cómodo y seguro en una salida de balón que resultaba siempre limpia desde el mismo Tanis. Una vez superado ese pequeño obstáculo, el filial corría lanzado por un Higinio que dio una exhibición como mediapunta y que sin balón ayudaba al propio Rai y a Samanes en el sector izquierdo para que nunca se notara que había un jugador menos.

Dicen a menudo los entrenadores que una buena defensa empieza por los atacantes, y así fue en el caso de los blanquivioletas. Samanes, Dani Vega, Iván Martín e Higinio fueron todo derroche y se pegaron una panzada tal a correr que los jugadores departamentales habrán pensado que se multiplicaban como si Los Anexos fuera más bien Matrix.

Muchos habrían hecho una permuta pronto, pero Rubén Albés no se encontraba entre ellos. Su equipo estaba tan bien que incluso la amenaza del dos a cero era latente. Ian Mackay cerca del descanso lo evitó en una buena intervención después de que Samanes lo buscara en una falta un tanto alejada. Para entonces, Tena acababa de introducir dos cambios, seguramente porque no podía cambiar a los once.

El paso por vestuarios no rediseñó el encuentro, por lo menos en el tramo inicial. Iván Martín lanzó un buen contragolpe e Higinio falló lo que podía haber supuesto el dos a cero. El Racing de Ferrol intentó crecer a partir de dos refrescos introducidos en banda derecha, Brais Abelenda y David Bandera, que entró a falta de media hora para el final. Sin embargo, el mayor peligro llegó a balón parado, al margen de un tiro del primero que despejó bien Tanis.

La presencia de Mendi junto a Joselu hacía que a falta de hacer fútbol los departamentales pudieran intentarlo con esos centros colgados hacia las dos torres. Por eso, y porque la fatiga hizo mella en las filas locales, la sensación pasó a ser de acoso sin ocasiones, por mor de que los vallisoletanos se mantenían firmes en labores defensivas y en realidad el corazón de los visitantes quería, pero la cabeza no podía.

Tanis || Foto: Paula Canal

Esto no evitó que encadenaran varios córners, uno de ellos, rematado por Mendi, a falta de siete minutos para el final. El perfecto giro que hizo su cuello y la trayectoria que dibujaba en el aire el esférico llevaron a más de uno a lamentarse del tanto del empate. Pero entonces apareció Tanis, felino, salvador, con una de las paradas de la temporada para evitar que el Racing profiriera el grito sagrado de gol.

Aquello desconcertó al rival y dio alas al Promesas, que con fuerzas renovadas olió la sangre. En su último aliento Dani Vega se fue a por Ian Mackay en un contraataque en el que hizo todo bien, y el portero también, porque, cuando ya había sido regateado, se rehizo para evitar abajo con el pie la sentencia.

Eso y los cinco minutos de agregado pusieron tensión al final, aunque el Racing de Ferrol nunca supo atacar en condiciones y el Real Valladolid Promesas supo defenderse como un jabato. Como si nunca fueran diez. Como contra el Racing de Santander. A diferencia de entonces, eso sí, pudo ganar. Como entonces lo habría hecho, lo hizo con todo el merecimiento del mundo.

Gracias a estos tres puntos, el filial suma 45 y tiene en su mano la permanencia, ya virtual. Por su parte, los ferrolanos, con siete menos, siguen teniendo como asignatura pendiente su condición de foráneos, ya que no ganan a domicilio desde finales de noviembre. Por descontado; para hacerlo, deberán mejorar bastante sus prestaciones con respecto a lo visto en Los Anexos.

 

Real Valladolid Promesas: Tanis; Arroyo, Mario, Calero, Royo; Rai, Anuar; Dani Vega, Higinio (Renzo Zambrano, min. 65), Samanes (Miguel Mari, min. 52); e Iván Martín (Sinisterra, min. 82).

Racing Club Ferrol: Mackay; José Cruz (Brais Abelenda, min. 34), Víctor Vázquez, Catalá, Maceira; Gonzalo, Laro Setién (David Bandera, min. 60); Armental, Pablo Rey, Bicho (Mendi, min. 34); y Joselu.

Árbitro: Sánchez Laso, del Comité Territorial Extremeño, expulsó con roja directa en el minuto 11 por juego peligroso que debió ser castigado con tarjeta amarilla. Además, amonestó a los locales Rai y Tanis, y al visitante Bicho.

Gol: 1-0, min. 8: Higinio.

Incidencias: Unos 400 espectadores presenciaron en los Anexos, en mañana primaveral en Valladolid, este partido, correspondiente a la jornada 30ª en el Grupo I de Segunda B.

Sobre Jesús Domínguez

Director de Blanquivioletas. Productor de #HacemosCantera, en esRadio Valladolid. Sígueme en: @JesuDominguez.