Herrera: “No sé qué hubiera pasado en caso de perder”

El técnico del Real Valladolid calificó la victoria en Santo Domingo de “desahogo” e incidió en que puede suponer “un punto de inflexión” de cara al resto de temporada

 

Paco Herrera en el banquillo de Santo Domingo || Foto: LFP

El Real Valladolid fue a Alcorcón con el único objetivo de volver con tres puntos. Y así lo hizo, porque no podía hacer otra cosa. El 1-2 otorgó tres puntos más a este equipo, pero sobre todo le dio “tranquilidad”. Así lo dijo Paco Herrera en la sala de prensa de Santo Domingo una vez finalizado el encuentro. Allí, afirmó que este triunfo supone “un desahogo”.

Pero el equipo empezó perdiendo, lo que supuso un jarro de agua helada. “En la primera parte hemos sido mejores, estaba siendo injusto lo que estaba sucediendo. Que te marquen un gol y que sea otra vez de córner o de falta, pasando el balón por delante de todos… estaba rebotadísimo”, confesó Herrera.

El técnico blanquivioleta no tiene respuestas para muchas preguntas, pero en caso de que el partido hubiera terminado con ese resultado, es posible que se abrieran una brecha importante. “Seguro que hubiéramos quedado tocados. No sé qué hubiera pasado de perder, pero si hubiéramos perdido, yo seguiría pensando igual: este equipo puede sacar esto adelante. Si el que está a la cabeza tiene dudas o temores. Este equipo tiene que estar entre el tercer y el sexto puesto“, se reafirmó.

Sin embargo, Juan Villar hizo bueno eso de ‘querer es poder’ y tiró del carro para marcar un doblete importantísimo. “Me ha animado ver que el equipo ha tirado para delante, con el trabajo de esta semana con una defensa de tres y dos laterales largos. En la segunda parte teníamos miedo. Yo he visto como diez posibilidades de hacer cosas y todas han acabado en nada y eso me estaba matando”, reconoció.

Al final, el 1-2 no se movió del marcador y los blanquivioletas celebraron el triunfo, remontada incluida, con una mezcla de rabia y de quitarse un peso de encima. “Esto debiera ser un punto de inflexión. Si estamos a dos puntos del play-off, estamos en el camino. Los diez últimos partidos tienen que ser vitales y vamos a volar en esos partidos. Es una segunda parte de la liga un poco más asequible para nosotros, por lo que entiendo que nos tiene que ir bien”, dijo esperanzado.

Evidentemente, Herrera tuvo que explicar esos cambios en el once inicial, en el que dio la titularidad a Becerra y a Rafa en detrimento de Pau Torres y Álex López. “Había que encontrar una idea distinta y darle una vuelta al equipo porque parecía que estaba siendo todo muy plano. He creído que este era el momento oportuno”, dijo, todo con el fin de dar “un aire nuevo” para que los futbolistas “no jugaran todo de memoria”.

Por otra parte, Paco Herrera habló sobre la posible presión a la que se ven sometidos por el simple hecho de pertenecer a este histórico club. “La presión que se genera en nuestro equipo a veces es desmedida en función del equipo que uno tiene. Es normal porque el Real Valladolid siempre ha luchado por el ascenso en Segunda”, dijo. Pero, invitó a ver más allá: “Hay otra serie de situaciones dentro de la formación de esta plantilla que invitan a que uno pueda pensar que hay un margen de confianza por parte de todo el mundo. Es un equipo joven, que está haciendo cosas muy buenas, aunque algunas malas que nos penalizan”. Finalmente, no se anduvo con chiquitas para hacer su apuesta: “Metiéndonos entre el tercero y el sexto, el que asciende es el Real Valladolid”.

Sobre Raquel Gómez

Redactora de Blanquivioletas. Sígueme en: @raquelgomez_b.