El nueve blanquivioleta se llama Raúl de Tomás

El delantero del Real Valladolid ha marcado los mismos goles que Juan Villar y José Arnáiz, pero en menos minutos que sus compañeros

 

Raúl de Tomás || Foto: LFP

Con tan solo ocho partidos por delante de esta 2016/17 que entra en la recta final, el Real Valladolid sigue buscando delantero. Y lo hace porque no se ha sabido encontrar el rendimiento oportuno a los que hay o, simplemente, porque no se ha querido ver que el verdadero punta se ha desaprovechado durante toda la campaña.

Sí, más allá de dorsales, el nueve blanquivioleta se llama Raúl de Tomás. Es madrileño y llegó a última hora en el mercado estival. A estas alturas de campaña, es el hombre de ataque del Real Valladolid que mejores datos tiene y que, probablemente, más infrautilizado ha estado a lo largo de este año por Paco Herrera.

Puede sonar ventajista o puede que con más continuidad los resultados hubieran sido simplemente los mismos, pero, según se han desarrollado los acontecimientos, los números son los que son.

Lo más probable es que al preguntar a cualquier aficionado por el pichichi blanquivioleta, la respuesta sea José, ya que hasta el mes pasado el canterano ha tenido el honor de ostentar este puesto durante casi todo el curso.

No obstante, el tanto de Villar en La Romareda permitió al andaluz superar al talaverano. Y, ante el Córdoba, José volvió a marcar y ambos se pusieron con nueve goles. Pero Raúl de Tomás quiere que su cesión dé sus frutos y sigue marcando. Fue el único que se medio salvó de la humillante derrota en Sevilla y logró los dos tantos que maquillaron el resultado.

Esos dos goles hacen que los tres hayan conseguido nueve tantos a estas alturas de campaña, aunque los tres han tenido diferentes oportunidades para lograrlos. José es, de los tres, el futbolista que más minutos ha disputado: 2.001. Esto hace que haya marcado un gol por cada 222 minutos, o lo que es lo mismo, 0’40 tantos por partido.

Por debajo, Juan Villar, que mejora los datos del canterano. Con un comienzo de temporada dubitativo y unos fantasmas que nunca han llegado a desaparecer, ‘El Duende de Aroche’ ha jugado 1.692 minutos repartidos en veintiséis encuentros, lo que hace que tenga una media de un gol por cada 188′, dicho de otra forma, 0’48 tantos por partido.

Y para el final, lo mejor. Los números de Raúl de Tomás hablan por sí solos. El madrileño ha disputado en Liga 1.312 minutos (318 menos que Villar y 689 menos que José), por lo que tiene un ratio de un gol cada 146′ de juego, de otro modo, 0’62 tantos por choque. Por comparar ya a los cuatro ‘delanteros’ del Real Valladolid, cabe decir que Mata ha jugado 1495 minutos y ha marcado cuatro goles, que viene a ser un gol cada 374 minutos.

Cada jugador aporta una cosa diferente al esquema que dispone Paco Herrera sobre el terreno de juego y los cuatro son bien diferentes entre sí. Pero un equipo que aspira(ba) al ascenso bien por la vía directa o por el play-off, no se puede permitir llegar a mitad de campaña sin un delantero referencia que haga goles. Porque sin goles, es imposible ganar. Y si no se gana, el desastre está garantizado como se está viendo.

A lo mejor es que se empeñan en buscar fórmulas y experimentos hasta debajo de las piedras, cuando la clave la tienen delante de los ojos, pero no la ven. A lo mejor, cuando Raúl de Tomás no esté la campaña que viene en Zorrilla, se le echa de menos. Lo que sí debería ser cristalino es que el madrileño debería ser el titular del equipo de aquí a final de temporada. Sus números lo avalan, sus goles, quizá, den la ¿permanencia?

Sobre Raquel Gómez

Redactora de Blanquivioletas. Sígueme en: @raquelgomez_b.